¿Olvidar?

29 11 2009

Qué hiciste, luz de mi vida; qué hiciste con tanto amor que te entregué. Cómo pudiste ser tan egoísta de absorberme y quedarte todo de mí sin entregar nada a cambio. Al menos podrías haberme devuelto el amor que yo te di, no te pedía nada más.

Dime a quién has destinado ese amor que me pertenecía. ¿O a caso lo guardas aún en tu corazón? Si no me quisiste ni me amaste, y prometiste no amarme jamás, saca de dentro esos sentimientos que yo te di, escúpelos, extráelos de tu alma porque no te los mereces; no quiero que los lleves dentro. Y si ya los has sacado y se los has entregado a otro, él ha de saber que partieron de mi corazón, que fui yo quien te dio ese amor que ahora alberga en su ser. Díselo; dile que te amé y tú a mi no, para que se de cuenta de lo afortunado que es por ser correspondido.

Aunque quizás tú le entregaste ese amor pero él no te ama a ti. Me resulta difícil de creer que alguien que te conozca bien no te ame, pero si es así, no te preocupes, haz lo que hice yo cuando te amaba y tú me ignorabas: intenta olvidar, pero inténtalo de verdad, con todas tus fuerzas, si no será imposible. Y por mucho que te esfuerces, siempre quedará un resquicio de él en tu corazón, del mismo modo que en un rincón de mío sigue escondida tu sonrisa, hoy y para siempre.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: